Inicio  |  Mapa del sitio  |  Contacto

WWW   CONAMPROS

www.conampros.gob.mx

 

 

Principal
Arriba

 

 

 

 

 


Atrás Siguiente
FUNCIONES Y OBLIGACIONES
 

Sección y delegación

El delegado sindical

Funciones del delegado

Las cuotas sindicales

Administración de cuotas

 

SECCIÓN Y DELEGACIÓN

Los sindicatos nacionales, estatales o profesionales pueden constituir secciones sindicales; su área de influencia se da a nivel estatal, municipal o regional; El reconocimiento jurídico es competencia de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, y lo otorga al sindicato titular, con base en la membresía sindical, el interés profesional, las disposiciones estatutarias y los ordenamientos legales.

De acuerdo al interés profesional, el número de trabajadores y área geográfica en que se instale una empresa con la que se celebre contrato colectivo, los sindicatos tienen la facultad de extender su membresía y agregar en forma progresiva, el número que distinguirá a cada sección.

El mismo proceso se sigue para la creación de las subsecciones. Se recomienda poner atención en que las juntas locales de conciliación y arbitraje reciban a tiempo toda la documentación correspondiente y no se dé motivo a contratiempos que importunen el pleno reconocimiento de los representantes sindicales.

Las secciones oportunamente sub-secciones y delegaciones deberán tener cuidado de notificar oportunamente a las juntas respectivas, de las altas y bajas de sus miembros así como de los cambios de sus comités ejecutivos.

La base de la estructura de los sindicatos nacionales son las secciones o delegaciones locales; éstas a su vez pueden dividirse en subsecciones o subdelegaciones, según lo contemple el ordenamiento estatutario.

Por lo general se forman agrupando a los trabajadores afiliados de acuerdo a la empresa en que laboran, lugar de trabajo, región geográfica o por ramas de industria; dentro de las disposiciones y procedimientos que señale el sindicato nacional por conducto de su comité ejecutivo nacional.

Estos organismos deben ser atendidos de manera permanente por los responsables de la organización superior, los que deben conocer e intervenir en los problemas sociales, culturales, económicos y políticos que se presenten.

Existen delegaciones estatales o especiales que el sindicato nacional reviste de poder amplio, con el objetivo de organizar, reestructurar o atender los problemas específicos que se presentan en las bases ante las empresas, o autoridades civiles y del trabajo.

Volver al inicio de la página

 

EL DELEGADO SINDICAL

El delegado puede ser el representante de un grupo de trabajadores ante el sindicato local o representante especial con reconocimiento de un sindicato nacional, al que se le pueden otorgar amplias facultades y poder jurídico para intervenir en los procedimientos y requerimientos de interés profesional y colectivo.

Debe surgir de la base, contar con amplio criterio, conocimiento de la realidad social, de su medio ambiente. De esa manera puede sentirse parte de los intereses que representa y actuar de manera acertada.

Volver al inicio de la página

 

FUNCIONES DEL DELEGADO

Estar en contacto permanente con las bases y los cuadros de representación sindical; mediar y buscar las mejores soluciones a los problemas que se presenten y afecten a sus compañeros; atender las relaciones obrero-patronales; actuar de manera responsable con el objeto de lograr índices elevados de estabilidad laboral, de mejora y defensa de los intereses que representa; vigilar de forma estricta que se cumpla con el clausulado contenido en el contrato colectivo de trabajo. Especial atención merecen los tiempos de revisión salarial y contractual; comprender, orientar y resolver, si es de su competencia, las demandas de los afiliados, asesorarlos sobre sus derechos y obligaciones; mantenerlos informados sobre los cambios o las nuevas disposiciones que se presenten; pugnar permanentemente por la elevación cultural, social, política y económica de todos los miembros; vigilar el pago oportuno de las cuotas sindicales y rendir su informe de actividades a su comité ejecutivo. Procurar una participación activa en todos los actos a que convoque la organización, hacer respetar las normas estatutarias y los acuerdos que emanen de asambleas o de los órganos ejecutivos. Si tienen facultades otorgadas mediante poder, hacer uso correcto del mismo.

Volver al inicio de la página

 

LAS CUOTAS SINDICALES

Toda organización requiere para el desempeño de sus funciones de un sistema económico fuerte, a fin de enfrentar los gastos cotidianos, y tener autonomía en su operación.

Las instituciones sociales, culturales, recreativas, religiosas, deportivas, artísticas, etcétera, dependen de la aportación económica de sus miembros, lo que asegura el correcto funcionamiento de sus funciones. Lo mismo sucede con los sindicatos.

Los trabajadores y sus familias participan en ellas, cubren las aportaciones que les corresponden y así logran atención en la satisfacción de sus necesidades de orden colectivo.

Los gastos para el sostenimiento del sindicato deben ser cubiertos por los miembros, y esas aportaciones garantizan los intereses sociales, culturales, políticos y económicos al tiempo de asegurar la autonomía sindical. Por otra parte, no se pueden invocar derechos si no se cumple con esta disposición sindical y estatutarias.

Volver al inicio de la página

 

ADMINISTRACIÓN DE CUOTAS

Mediante los sistemas que adopta cada sindicato, se efectúa el cobro de las cuotas que la empresa o el delegado sindical descuentan del salario de los trabajadores y entregan a la tesorería del sindicato.

Mediante mecanismos contables se abren partidas presupuéstales, las que son aprobadas por el secretario general y el tesorero, quienes informan conjuntamente sobre entradas y salidas por lo menos cada seis meses, para que los miembros estén enterados de su aplicación.

Estos gastos cubren, por regla general, los servicios de oficina, como pueden ser energía eléctrica, renta, teléfonos, papelería, apoyo secretarial, transportación, trámites legales, asesorías, salarios de representantes y comisionados, impresos, ayudas solidarias, deportes, actividades educativas, cuotas a organismos confederados e imprevistos.

La supervisión de estos gastos queda bajo responsabilidad de una comisión, por lo regular denominada “de vigilancia o hacienda”.

Volver al inicio de la página

Atrás Siguiente

 Principal ] Arriba ]

Envíe un mensaje a informatica@conampros.gob.mx con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2005 Comité Nacional Mixto de Protección al Salario
Última modificación: 20 de June de 2012